Poliamor: Amando a más de una persona

Lucía de los Santos

Escrito por

Lucía de los Santos



Poliamor: Amando a más de una persona

Relaciones


Poliamor

24 de enero del 2019


Share on Google+

Como casi todo lo que escribo, este artículo también nace de un tema que traigo en mente por diversas circunstancias en mi vida. Hace unos días, hablaba con dos muy buenas amigas que terminaron sus relaciones de largo tiempo hace un par de días/semanas. Hablábamos en específico de que cuando se termina una relación, no necesariamente se deja de amar. Una de ellas, muy a su criterio, hablaba de cómo el amor trascendía muchas cosas, problemáticas, estilos y formas. Revisamos juntas, la idea del amor como un vínculo único en su clase y difícil de "destruir" o "destruirse".

Ya más allá del tema, yo me quedé pensando en el amor y su fuerza, en los tipos de amores, en los estilos de amar y en mil y un otras "mafufadas" que pienso, tratando de ir más allá del concepto tradicional de "amor de pareja". Justo por estos días que andaba yo pensando en este tema, me piden una entrevista para hablar del poliamor y.... ¡Boom! que me da uno de esos momentos de "¡Sí, es tan obvio! pero, ¿porque a nadie le gusta la idea?"...

Definitivamente pienso que la mayoría de las personas nos podemos identificar con el sentimiento de amar a más de una persona a la vez. Creo que este concepto de "amor simultaneo" puede tomar muchas formas. Habrá quien identifique amor de pareja, amor fraternal, amor de amistad, etc. pero serán menores las que hablen de un amor romántico simultaneo. Es decir, aunque no son tantísimas, sí existe un número alto de personas que reconocen y admiten sentir amor "de pareja" hacia más de una persona a la vez. Estas personas suelen identificar muy bien sus emociones y sentimientos, así como el tipo de vínculo que establece con distintos tipos de personas. Dentro de estas, la versión más común, es que ubiquen grados o estilos distintos de amar a más de una persona, pero el sentimiento a nivel profundo es de amor.

La realidad contextual, difícilmente permite que se actúe este amor simultaneo y más bien, estas personas terminan por delimitar a una sola como "pareja formal", pero ¿qué pasaría si el modelo de pareja (valga la redundancia), no fuera nada más de dos? ¿Qué pasaría si aceptáramos amar a más de una persona a la vez? ¿Qué pasaría si nuestra pareja, amara a otras personas también? ¿Podríamos aceptar esta versión de amor?

Esta versión de amor es el poliamor. El "poliamor" se define como una relación íntima, amorosa , sexual y duradera de manera simultánea con varias personas, con el pleno consentimiento y conocimiento de todos los amores involucrados.

Según argumentos de personas que han practicado el poliamor, refieren que "más que querer todo y que esto sea considerado egoísta, ser poliamoroso implica estar abierto a más formas y estilos del amor". Otras personas comentan que no pueden evitar amar a más personas, refieren que sus sentimientos son puros y que es amor auténtico lo que sienten y entonces argumentan que si no pudieran estar en una relación poliamorosa no les quedaría otra alternativa que: engañar, mentir, lastimar, frustrarse, reprimirse, sufrir o hacer sufrir.

Aún con esto, estas personas enfatizan que la única manera de que el poliamor funcione es con el conocimiento (y aprobación) de todos los involucrados. De otra forma, solo se está engañando y las relaciones amorosas se lastiman.

Las relaciones poliamorosas pueden tomar muchas formas. Existen aquellas en las que son tres personas, otras en las que son más. Existen relaciones en las cuales todos tienen alguna relación con todos los involucrados y hay otras en las que solo uno o dos individuos tienen más parejas. Igualmente, existen relaciones poliamorosas donde hay relaciones sexuales con más personas y otras en las que hay parejas fijas. Aquí el punto es que se trata de amor. El amor es el vínculo que une a estos sujetos en diversos estilos vinculares de relaciones amorosas.

Ahora, podemos ver que es muy humano amar a más de una persona a la vez. Es frecuente y común. Es algo que quizá más personas podrían reconocer: ya sea viejos amores que no se apagan, nuevos amores que no matan el amor original, atracciones simultaneas a distintas personas o simplemente un momento de vida que se quiere compartir con más personas por medio del amor. Igualmente, podemos asumir que si se permiten este tipo de relaciones, entonces no habría tanto engaño e infidelidad (¿o sí?...)

Y entonces me pregunté, "Si es tan humano, tan natural, tan frecuente, tan conveniente... ¿porqué insistimos en el modelo tradicional de dos?"

La realidad es que todavía no puedo contestar bien a bien mi propia pregunta, pero creo que gran parte de la respuesta radica en nuestro aprendizaje sobre "cómo se vive el amor". Me es difícil, autocuestionar mi entendimiento de pareja, pues por más que sé que he amado a más de una persona a la vez, no me cabe en la cabeza la idea de involucrarme en una relación de más de dos. Divagando con esto en mente, lo poco que alcanzo a ver, es que sé que no me gustaría "compartir a mi persona" y pienso entonces ¿eso es amor o es egoísmo?...

Sin mucho más que elaborar, porque no hay respuestas correctas o incorrectas, lo que sí pienso que debemos hacer sería: educar con la posibilidad del amor en sus formas infinitas y enseñar que se puede amar de muchas maneras, estilos, formas, intensidades y profundidades. Obviamente, no podemos dejar de lado el respeto, la honestidad y la comunicación como bases para la educación en el amor.

Por último, considero que si hemos de enseñar que el amor existe en muchas formas y que debemos de respetar todas las expresiones del amor, debemos entonces hacer investigación formal en este sentimiento que es de los más fuertes que experimenta una persona, este sentimiento que mueve al mundo y que gobierna gran parte del comportamiento humano. Sería necesario tratar de entender el amor.

comentarios