Homosexualidad: El cambio lo generamos todxs (4 de 4)

Gibran Rodríguez

Escrito por

Gibran Rodríguez



Homosexualidad: El cambio lo generamos todxs (4 de 4)

General


Historia de la sexualidad

15 de enero del 2018


Share on Google+

Este artículo es el último de una serie de cuatro que resumen los hechos que antecedieron a la decisión de la Asociación Americana de Psiquiatría (APA por sus siglas en inglés) sobre la eliminación de la categoría diagnóstica 302.0 Perturbación de la orientación sexual (homosexualidad), del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales en su segunda edición (DSM-II). Da clic aquí para leer el tercer artículo

En el artículo anterior, “Homosexualidad: Antes de diagnosticarme tienes que saber quién soy”, la eliminación de la homosexualidad como trastorno mental en el DSM fue el resultado de múltiples influencias al interior y al exterior de la APA. Esto no quiere decir que esto fue el resultado de presión política meramente; en aquel entonces ya existían estudios señalando que la homosexualidad no era en sí misma el problema (y hoy en día, la literatura lo sigue confirmando), sino que el estigma y la discriminación que la sociedad dirigía a las personas homosexuales y de orientaciones sexuales distintas a la heterosexual era el culpable de los problemas de salud mental de estas personas. Pero el cambio social, particularmente en casos en donde la moral entra en juego, no sucede con simplemente demostrar hechos científicos. El activismo, el apoyo, y la visibilización son necesarios para lograr avances en materia de derechos humanos.

Robert Spitzer propuso erradicar la categoría 302.0 Perturbación de la orientación sexual (homosexualidad) del DSM-II, pero incluyó en su lugar un nuevo diagnóstico: homosexualidad egodistónica (categoría AÚN incluida en la Clasificación Internacional de Enfermedades por parte de la Organización Mundial de la Salud hoy en día). Esta categoría hace referencia a aquellas personas a quienes les genera malestar el identificarse a sí mismas como homosexuales. Tal vez a primera vista esta categoría diagnóstica no genera mayor controversia, pero si consideramos que este malestar podría provenir directamente del estigma y represalias sociales adjudicadas a la identidad homosexual, caemos nuevamente en cuenta de que el problema sobrepasa las características individuales de la persona para ser caracterizado más bien como un problema de índole social. En las siguientes versiones del DSM, las referencias a la homosexualidad fueron desapareciendo conforme un nuevo pensamiento con base en derechos humanos y evidencia científica fue afianzándose al interior de la APA.

La historia nos demuestra, por tanto, que generar un cambio positivo en favor de la diversidad y de los derechos humanos no resulta de esfuerzos aislados. Todas las personas podemos ser partícipes del cambio; es en la confluencia de influencias sociales, políticas, científicas y económicas que podemos facilitar este proceso. Temas que hoy en día aún están en debate, como la interrupción legal del embarazo, la violencia sexual, las facilidades y recursos para la transición en el caso de las personas trans, y el matrimonio igualitario, entre otros, aún requieren de nuestro apoyo. El activismo es importante para lograr que estos temas tornen relevancia para los individuos en el poder tomen cartas en el asunto. Comunicar nuestro apoyo, educar a nuestras personas allegadas, y hacer visible aquello que es tabú, es, por tanto, labor de todas las personas que están interesadas en promover la salud sexual y los derechos humanos. Esta historia lo demuestra; repitamos la historia a favor del progreso y de la diversidad.

La información en la que se basa este artículo se obtuvo de This American Life, un programa de radio transmitido en los Estados Unidos. El 18 de enero de 2002, Alix Spiegel, pariente de uno de los actores principales en esta historia, relató lo sucedido con base en las historias que se contaban en su familia y en entrevistas que realizó a las partes involucradas.

Para escuchar la versión original de este podcast (en inglés), da clic aquí mismo.

comentarios