Homosexualidad: Antes de diagnosticarme debes saber quién soy (3 de 4)

Gibran Rodríguez

Escrito por

Gibran Rodríguez



Homosexualidad: Antes de diagnosticarme debes saber quién soy (3 de 4)

General


Historia de la sexualidad

15 de enero del 2018


Share on Google+

Este artículo es el tercero de una serie de cuatro que resumen los hechos que antecedieron a la decisión de la Asociación Americana de Psiquiatría (APA por sus siglas en inglés) sobre la eliminación de la categoría diagnóstica 302.0 Perturbación de la orientación sexual (homosexualidad), del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales en su segunda edición (DSM-II). Da clic aquí para leer el segundo artículo

Como describimos en el artículo anterior, “Homosexualidad: Los de adentro, los de afuera”, múltiples actores comenzaron a intervenir sobre la APA. Mientras que algunos grupos activistas protestaban en las convenciones de la APA, un grupo de liberales, miembros de la APA, comenzaron a diseñar estrategias políticas que garantizaran la renovación de la organización. Este hito fue crucial para lograr el cambio: sin una estructura política al interior de la APA que fuera más abierta y progresista, cualquier intento de erradicar a la homosexualidad de la siguiente edición del DSM sería vetada.

Las protestas por parte de activistas continuaron en el año 1971, pero no fue sino hasta 1972 que lograron capturar la atención de los miembros de la APA. John Fryer, un psiquiatra homosexual (aunque no abiertamente), había sido despedido de varios empleos y tenía dificultades para encontrar trabajo pues los rumores sobre su orientación sexual se estaban esparciendo. Barbara Geddings, una activista lesbiana, contactó a Fryer para que éste diera un discurso en la convención de 1972 de la APA, sabiendo que como psiquiatra y miembro de la organización, sería más factible que los miembros le escuchasen a él. Tras varias conversaciones y habiendo superado el titubeo inicial, John Fryer se presentó en la convención con una máscara y un micrófono que distorsionaría su voz para evitar ser identificado. El Dr. Anónimo, como Fryer se presentó ante el público, compartió su experiencia con la patologización de la homosexualidad y el daño que esto le había causado a él y a otros colegas en su situación. En ese mismo año, el grupo de psiquiatras liberales de la APA logró colocar a tres de sus miembros en posiciones clave: Alfred Freedman como presidente de la APA, John P. Spiegel como miembro de la Junta Directiva, y Judd Marmor (quien consideraba que la homosexualidad era una variante del comportamiento sexual y no una patología) como vicepresidente de la APA.

Mientras tanto, el trabajo de Charles Socarides e Irving Bieber comenzó a ser criticado a la par de que, lamentablemente, fueron amenazados por algunos activistas. La influencia de su trabajo sobre la práctica psiquiátrica declinó. En un ambiente sumamente tenso, apareció la figura de Robert Spitzer. Spitzer, quien estaba al tanto de la controversia, del trabajo de Socarides y de Bieber, de la conferencia del Dr. Anónimo, y de las protestas por parte de activistas, aún no había arribado a una conclusión personal: seguía considerando que la homosexualidad era una enfermedad pero estaba abierto al diálogo. Este psiquiatra, además, se encontraba en una posición clave pues era miembro del Comité de Nomenclatura de la APA, lo que significaba que tenía voz y voto sobre las clasificaciones diagnósticas que aparecerían en la siguiente versión del DSM. Es decir, el podía definir qué sería visto como enfermedad, y qué no, en la siguiente impresión del DSM.

Ronald Gold, un activista miembro de la Alianza de Activistas Gay de los Estados Unidos, conoció a Robert Spitzer en una conferencia en la que Gold protestó en contra de las prácticas psiquiátricas. Spitzer invitó a Ronald Gold a participar en una junta con el Comité de Nomenclatura de la APA, y posteriormente, a participar en la convención de la APA en 1973, en Honolulu, Hawái. En esta convención, Gold se enfrentó contra Socarides frente a los miembros de la APA. Gold consideraba que el diagnosticar la homosexualidad como una enfermedad era una herramienta para la opresión, y que los datos en los que se basaba esta idea estaban sesgados; Socarides hablaba sobre cómo la homosexualidad se oponía a ciertas cuestiones evolutivas y aspectos reproductivos. La opinión general, ante tales argumentos, estaba dividida entre los asistentes. Si bien algunos coincidían sobre las cuestiones evolutivas que Socarides mencionaba, también era cierto que la opresión y la discriminación que vivían las personas homosexuales impactaba mucho más en su salud mental que su orientación sexual per se.

Esa misma noche, Gold fue invitado a una fiesta del grupo de miembros de la APA que se apodaban a sí mismos GAYPA, quienes eran homosexuales aunque no abiertamente. Asistió a esta fiesta con Spitzer, quien como hombre heterosexual, representaba una amenaza para el anonimato de los miembros de la GAYPA. Ante tal situación, el líder de la GAYPA se acercó a pedirle a Gold que se llevara a Spitzer de la fiesta, por miedo a que los identificara y que, por ende, sus carreras se arruinaran ante rumores sobre su orientación sexual. En medio de esta tensión, entre bebidas alcohólicas adornadas con pequeñas sombrillas y faldas hawaianas, un incidente logró cambiar la historia de la psiquiatría y del mundo:

"Un hombre desconocido entró al bar en donde se realizaba la fiesta y abrazó a Gold, para después echarse a llorar. Frente a Spitzer, el hombre comentó que él era un psiquiatra de las fuerzas armadas; conmovido por la presentación de Gold, el hombre se motivó a acudir, por primera vez en su vida, a un bar gay. Y al ver que habían muchos otros psiquiatras que, como él, también eran homosexuales, no pudo contener la emoción.” Este relato, cargado de emoción y testimonio fiel de las dificultades y dolor que el diagnóstico psiquiátrico tenía sobre las personas homosexuales, fue el que finalmente dirigió el cambio.

Esa misma noche, Spitzer y Gold se sentaron a escribir una resolución para el Comité de Nomenclatura de la APA. Una resolución para erradicar el diagnóstico 302.0 Perturbación de la orientación sexual (homosexualidad) de la próxima edición del DSM.

La información en la que se basa este artículo se obtuvo de This American Life, un programa de radio transmitido en los Estados Unidos. El 18 de enero de 2002, Alix Spiegel, pariente de uno de los actores principales en esta historia, relató lo sucedido con base en las historias que se contaban en su familia y en entrevistas que realizó a las partes involucradas.

Para escuchar la versión original de este podcast (en inglés), da clic aquí mismo.

comentarios