Circuncisión: La controversia

Lucía de los Santos

Escrito por

Lucía de los Santos



Circuncisión: La controversia

Ellos


Pene

20 de agosto del 2017


Share on Google+

La circuncisión se refiere al proceso quirúrgico por el cual se extirpa o retira el prepucio del pene, dejando el glande permanentemente expuesto. Este procedimiento suele llevarse a cabo en recién nacidos, aunque a veces también los hombres adultos pueden recurrir a él. Las diversas razones que llevan a las personas a decidir en favor de la circuncisión van desde motivaciones religiosas hasta sociales y médicas. La controversia sobre el tema de la circuncisión se centra en sus beneficios y riesgos, además de cuestionar si es útil o necesaria.

En Contra

Muchos argumentos en contra de la circuncisión mencionan que la promoción del procedimiento responde a motivos religiosos y sociales, es decir, que no están fundamentadas en la ciencia. Igualmente, existen argumentos económicos en los que postulan que "aquellos que se benefician económicamente" de la venta del procedimiento buscan justificarlo. Por otro lado, el argumento más simple, y a mi juicio, el más sensato, tiene que ver con remover una sección de un órgano que funciona y tiene una utilidad (aunque aún exista debate en torno a la función del prepucio).



Algunos otros argumentos se basan en que es un proceso doloroso y traumático. Refieren que los bebés suelen llorar y quienes no lo hacen, se debe a que están en estado de shock. Incluyen aquí disrupciones de comportamiento posteriores a la circuncisión. Otro argumento tiene que ver con los riesgos implicados en cualquier procedimiento quirúrgico: dolor, sangrado, infección y en casos mínimos, muerte.



En cuanto a la sexualidad, muchas personas argumentan en contra pues mencionan que el procedimiento implica extirpar un tercio del tejido erógeno del pene y varios nervios especializados que pueden resultar en una desensibilización progresiva del glande. Otro argumentos mencionan que el prepucio protege la cabeza del pene y aumenta el placer sexual mientras que facilita el coito. Refieren que los hombres circuncidados tienden a tener más problemas de erección, eyaculación precoz y dificultades orgásmicas.



A Favor

Los argumentos a favor se apoyan en investigaciones recientes en África con fines de prevención de VIH/SIDA. Los resultados de tres investigaciones independientes han encontrado una disminución significativa en la transmisión de VIH (del 32-35%), Virus del Papiloma Humano (del 32-35%) y Herpes genital en hombres circuncidados. Evidentemente el riesgo femenino (28%) de infección y por consecuencia de cáncer cervical, también es disminuido.



Se argumenta también que el pene con circuncisión mejora el funcionamiento sexual, la sensibilidad y la satisfacción sexual. Por otro lado, se dice que las mujeres encuentran más atractivo el pene circuncidado por razones cosméticas e higiénicas (lo cual es en sí, un argumento bastante heteronormado). Un último argumento implica factores psicológicos pues explica que si la circuncisión se lleva a cabo por motivos religiosos o culturales, puede promover en la persona un sentido de pertenencia y de identidad con su grupo.



Existen también situaciones o condiciones clínicas en las que la circuncisión se vuelve necesaria y es parte del tratamiento. Por ejemplo, la circuncisión es un procedimiento quirúrgico aceptable y recomendado en el caso de fimosis y parafimosis (cuando el prepucio es tan estrecho que no se puede retraer, genera dolor ante las erecciones, "cierra" la uretra y no permite el correcto aseo), postitis (inflamación del prepucio), balanitis (inflamación del glande) y balanoprostitis (inflamación del prepucio y el glande).



Por último, otro de los argumentos más utilizados a favor de la circuncisión tiene que ver con la reducción de infecciones urinarias que aunque parece estar bien documentado, no es una afección muy común en bebés.



Como podemos ver, hay gran controversia en torno al tema. Algunos de los argumentos son completamente contradictorios y carecen de evidencia tanto a favor o en contra. Quienes están en contra de la circuncisión argumentan que el único dato relevante podría ser la disminución de ITS, pero explican que los resultados de las investigaciones en África no son transferibles a poblaciones donde la incidencia de VIH es mucho más baja. Igualmente, otros mencionan que el prepucio secreta sustancias con componentes anti-VIH que funcionan como barrera protectora.



En conclusión, la circuncisión continúa siendo controversial en varios aspectos. Mucho de esto se debe a que la función del prepucio sigue siendo estudiada y continúa siendo controversial en sí misma. La circuncisión debe de llevarse a cabo cuando existen indicaciones médicas como las revisadas. Fuera de esta situación, la decisión sobre llevar a cabo una circuncisión la tomarán los padres por lo que es necesario que se informen a detalle de las investigaciones más recientes o que la retrasen hasta la adultez y que la persona misma sea quien decida. La única consideración es que si se busca el beneficio de reducción de ITS, entonces la adultez puede ya ser muy tarde y la cirugía es más compleja y delicada.

comentarios